LA ESENCIA DEL HEROE DEL SIGLO XXI

A lo largo de la historia siempre ha habido una persona con habilidades especiales que luchaban contra monstruos, etc. Esta regla se ha cumplido desde la civilización mesopotámica con las leyendas de un príncipe babilónico en busca de la inmortalidad pasando por los héroes griegos Aquiles, Ulises, Hércules, etc, y pasando por los héroes de las civilizaciones nórdicas y de la raza celta, cuyos héroes alcanzaron el punto álgido en las leyendas artúricas e irlandesas. Todos estos héroes cumplen una regla en común –representan los valores de las sociedades de sus respectivos tiempos, lo que las gentes de aquellas épocas anhelaban ser-. También podían mostrar una disyuntiva entre dos valores contrapuestos, como cuando en el s. XVI se encontraban el afán de poder indigno y sin escrúpulos representado por la picaresca frente a tradición caballeresca que había pervivido hasta entonces y seguiría haciéndolo durante algún tiempo mas, y que tenia como héroe a un caballero que se encomendaba a una dama para purgar sus pecados.

El héroe del siglo XXI guarda un gran parecido con el del siglo anterior. Son personas individuales, es decir, tienen una concepción de la vida que se basa en su “ego” y la individualidad característica de este marca su personalidad. Esto hace que en circunstancias donde la gran mayoría de las personas tomarían un camino o decisión predeterminada, ellos, por su personalidad pueden ser impredecibles. A esto yo lo llamo según la concepción nihilista de Niezchste un superhombre, ya que tiene a veces valores aferrados a su voluntad de poder, fruto de su ego. Sin embargo el se siente a veces confundido por seguir la senda del poder, que le haría grande –aunque esto siempre es relativo- o ayudar a sus semejantes y anteponiendo valores como la piedad o la humildad frente a su voluntad de poder. Además la cantidad de ideologías solo lo desconciertan mas ya que no sabe cual escoger. Aunque esto se produce por el problema de elección entre el poder o las personas como objeto al que venerar. También la información sobre diversos temas puede llegar a confundirle, ya que estos generan debates internos que lo llevan a plantearse sus principios.

Desde el punto de vista popular, un héroe es reconocido como tal porque tiene cierta personalidad, características, valores o conocimientos que le proporcionan una aureola especial y que lo lleva a ser mirado por sus semejantes de forma diferente. En el se reflejan las demás personas, o tal vez como quisieran ser, o cierta conducta que les muestra el ejemplo de cómo deben regirse por la vida.

Para mi un héroe es alguien capaz de ver, a través de la manipulación de medios de comunicación o del egoísmo humano, algo mas esencial por lo que regirse. Un héroe para mi gusto debe tener la seguridad y nunca dejarse manipular. Debe tener una entereza de principios regidos por la razón encomiable. Y debe de tener, cuando todo a su alrededor es barbarie, locura, egoísmo y mala leche, entereza para poder mostrar piedad y generosidad por el que lo necesite. Porque mientras pueda revolverse contra el manipulador de información que trata de aumentar su poder o el ajeno, o contra cualquier malvado o estúpido que vive de usurpar las palabras de la gente en su propio beneficio, mientras pueda enseñar de forma crítica cual es la realidad y tener coraje para luchar contra el que quiera imponerse a la razón en su propio beneficio, las personas podrán tener esperanza de vivir mas justa y tolerantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: